Si la sanidad fuese un concesionario de coches

De un comentario en Menéame (al que le he corregido las faltas de ortografía, por cierto) viene la realidad hecha humor… para que sea más digerible, aunque no por ello deja de ser la realidad:

Si la sanidad fuese un concesionario de coches

—Buenos tardes. Venía a recoger mi coche.
—Verá, el caso es que ha sufrido algunos recortes.
—¿Qué?
—El coche que encargo es muy caro y no se lo puede permitir… por lo que hemos tenido que recortar los costosos extras que eligió y optar por un modelo más asequible.
—¿Cómo que no puedo pagarlo? Pero si ya lo he pagado. Si ayer mismo le puse una transferencia…
—Ya pero el caso es que no tenemos dinero. Mire, mire la caja del concesionario… estamos sin un céntimo. ¿Cómo pretende que paguemos el carísimo coche que usted encargó? Es que es usted un derrochador. No se imagina lo que cuesta el modelo que eligió.
—¿Cómo que no lo se? Si lo elegí yo, si lo he pagado yo. Mire aquí esta el justificante de la transferencia.
—Verá lo que vamos a hacer… usted se lleva este modelo reformado, mucho mas baratito y que tiene un copago muy asequible.
—Pero ese coche es una mierda, está destrozado… alguien se ha ensañado con él y lo ha jodido a conciencia. ¿Y qué es eso del copago?
—Pues que nos paga un módico precio cada vez que quiera utilizar el coche.
—Pero, ¿qué me está contando? He pagado un buen coche, me quiere endiñar un coche destrozado y ¿encima pretende que vuelva a pagar por él?
—Exactamente… veo que lo va entendiendo y se va haciendo cargo de la situación.
—Pero ese coche está destrozado, no creo ni que arranque. No me sirve para nada.
—No se preocupe. Si necesita un coche bueno… le puedo vender este otro.
—Pero yo ya he comprado y pagado un coche, que era mucho más bueno que ese y más barato.
—¿Volvemos con esa? !Qué paciencia hay que tener! Ya le he dicho que no podía permitirse ese coche… por eso lo hemos destrozado.
—¿Cómo que no? ¿Pero si ya lo he pagado?
—Y vuelta otra vez a lo mismo… !que no hay dinero!, nada, cero… que el concesionario está sin un puto euro… ¿Cómo quiere que se lo diga? Si es que parece usted tonto.
—¿Y que han hecho con el dinero que pagué?
—Eso no es asunto suyo. Yo estoy al frente de este concesionario y soy yo el que gestiona el dinero. Y si decido gastármelo en putas me lo gasto. No tengo que darle ninguna explicación.
—Lo que tiene que darme es mi coche, que para eso lo he pagado.
—No sea plasta y no me haga perder más el tiempo, que me están esperando unas “chicas”… Así que suelte la pasta del copago y lárguese.
—Pues hasta aquí hemos llegado. No me voy a mover de aquí hasta que no me den mi coche o me devuelvan mi dinero.
—Con que esas tenemos… es usted un terrorista violento que esta alterando el orden público y la convivencia pacífica. Afortunadamente contamos con personal de seguridad que le va a enseñar a respetar a la autoridad.
—Pues en las próximas elecciones le va a votar su puta madre.
—Je, je, je… eso dicen siempre… no cuela.

2 personas han comentado en “Si la sanidad fuese un concesionario de coches”

  1. hector dice:

    La frase más real, la última. Para nuestra desgracia, claro.

  2. Diego dice:

    @hector: Sin duda. Para nuestra desgracia por culpa de unos cuantos incultos e ignorantes que se toman la política como el fútbol o la religión o se piensan que si ellos pasan de política la política va a pasar de ellos. Esa gente…

Deja tu comentario:

Puedes usar las etiquetas XHTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

?


1 + seis =